5 mitos sobre la lactancia

16 junio, 2015, In: Futuras Mamás
0

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es muy recomendable que los bebés hasta los 6 meses sean exclusivamente alimentados con leche materna.

La lactancia es un tema que hasta hace algún tiempo había caído en desuso debido a la propagación de múltiples mitos que afectaban esta práctica beneficiosa tanto para la madre, como para el bebé.

Es por ello que en esta ocasión nos dimos a la tarea de recopilar algunos de estos mitos:

1. No todas las leches son buenas

A menos de que existan problemas médicos específicos tales como: VIH, mastitis (inflamación de senos), herpes, tuberculosis o haberse sometido a una reducción mamaria, la calidad de la leche materna tiene la misma composición en todas las mamás.

Eso incluso si no cuentas con una dieta balanceada, la calidad de la leche es permanente, ya que tu cuerpo hace uso de todas sus reservas para ofrecerle a tu bebé el alimento que necesita.

Sin embargo, es preciso mencionar que la calidad de la leche varía según la etapa de desarrollo en la que se encuentra tu bebé. Lo que si importa es que no dejes de amamantar a tu hijo con frecuencia, ya que si decae el ritmo disminuirás tu producción de leche.

2. El pecho se cae

Los cambios hormonales y anatómicos que sufre una mujer durante el embarazo es la principal razón de la apariencia de un busto caído. Sin embargo, los efectos son totalmente temporales, independientemente si amamantes a tu hijo o decidas no hacerlo.

Aunque no todo es malo, el lado bueno de amamantar  es que te ayuda a recuperar tu figura con mayor rapidez, ya que las reservas de grasa que acumulaste durante la gestación se consumen durante la lactancia.

3. Enojarse disminuye la leche

Un mito muy común se refiere a que los disgustos secan la leche, lo cual es totalmente falso. Aunque lo cierto es que se ha comprobado en mamás con mayor exposición al estrés, la leche tarda un poco más en fluir, aunque el valor nutricional y la calidad de la misma no disminuye.

4. El tipo de parto afecta el proceso de lactancia

Este aseveración es totalmente falsa ya que el tipo de parto no tienen incidencia alguna en el proceso de lactancia. El único factor que puede asegurar el éxito de la lactancia es la colocación frecuente y eficiente del bebé frente al pecho.

5. La madre que amamanta debe tener una dieta especial

¡Cierto! Existen algunos alimentos que pueden alterar el color y el sabor de la leche materna tales como: alubias, espárragos, apio, cebolla, ajo, cítricos, alcohol y picante.

Aunque si bien es cierto que se debe disminuir notablemente el consumo de los alimentos antes mencionados, la mamás puede incluir en sus dieta otros alimentos que resultan beneficiosos para la alimentación de ambos, tales como el salmón, quien también influye en el sabor de la leche materna pero que nutre al bebé con Omega3.

¿Qué otros mitos sobre la lactancia conoces? Platica con nosotros y cuéntanos como ha sido tu experiencia durante la lactancia.

Vía: Babycenter/Bebesymas

Deja un comentario

Aun no hay comentarios para este artículo. Se el primero en dejar un comentario.