¡Inculca a tu pequeño los mejores hábitos!

12 enero, 2016, In: Futuras Mamás, Mamás, Sin categoría
0

Los hábitos comienzan en casa, es por esto que es importante implementarlos desde temprana edad, no esperes a que tu pequeño realice lo que no quieres para llamarle la atención, procura enseñarle desde muy chico para que él lo sepa y se sienta confiado de ser quien es.

Utilizar las “palabras o frases mágicas”: “gracias”, “por favor”, “perdón” y “con permiso”. Enseña a tu hijo que debe dirigirse a las personas con respeto. El hecho de que sea pequeño no significa que sea el centro del universo y debe saber que todos merecemos ser escuchados y tratados de una manera correcta.

Comer frutas y verduras tanto en la comida como entre comidas. A muchos niños les cuesta trabajo comer frutas y verduras. Esto sucede porque el sabor no les gusta a la primera, así es que tendrás que intentar todas las veces que sean necesarias, hasta lograr que tu bebé las acepte.

Dormir en un horario regular. Lo más recomendable es que acostumbres a tu hijo a dormir temprano, después de tener una merienda ligera, rica y saludable. Para que así al día siguiente no le cueste tanto trabajo levantarse para realizar sus actividades.

Tener un horario determinado para jugar con gadgets. Sabemos que la tecnología es lo de hoy, pero trata de que tu hijo tenga una vida fuera del internet ya que corre muchos peligros a través del uso de esta herramienta.

Añadir un horario de lectura. Acostumbra a tu hijo a leer cuentos que le llamen la atención, desde chico llévalo a librerías para pequeños o a ferias de libros y enséñale que leer puede ser algo muy divertido e interesante.

Añadir una actividad física diaria. ¡A mover el cuerpo! Es vital que tu pequeño realice ejercicios mientras se divierte como jugar algún juego de pelota, hacer karate, el baile, la gimnasia, la bicicleta, etc.

Aprender a escuchar y a platicar con las personas sobre sus emociones y pensamientos. Enséñale que poner atención cuando le hablan es interesante y tú también escucha con detenimiento y especial atención cuando él te cuente cosas, para él es muy importante todo lo que te dice. El ejemplo aquí es la clave.

Relacionar el tiempo en familia con un momento agradable. Es muy importante que dediques tiempo de calidad con tus hijos, no permitas que el trabajo, los pendientes y el estrés te alejen de ellos. Disfrutar de momentos de ocio puede ser muy divertido, pero también pueden apoyarse con los trabajos del hogar, solo necesitan organización, ganas, música y, ¡listo!

Para que tu hijo sea un niño alegre y educado, debe crecer en un lugar donde exista armonía, amor y tranquilidad. Platicar con él sin juzgarlo, escucharlo y finalmente  conocer lo que le gusta, puede hacer que él se acerque a ti y puedas inculcar los mejores hábitos para que logre una vida llena de éxitos.

 

 

 

Deja un comentario

Aun no hay comentarios para este artículo. Se el primero en dejar un comentario.