Convivencia entre hermanos

15 enero, 2016, In: Mamás
0

Uno de los dos comienza el ataque arrebatando el juguete favorito del otro y con una sonrisa maliciosa dice que le pertenece. El llanto del otro pequeño no se hace esperar acompañado de jalones y empujones, la batalla entre hermanos ha comenzado… Bienvenido el caos. ¿Cómo podemos mejorar esta situación? ¿Hemos fallado en algo? No te preocupes, no todo está perdido, aquí algunos consejos para fortalecer el lazo entre hermanos:

Compartir. Si discuten por una cosa. Insiste en que sean capaces de compartirlo. Puedes intentarlo realizando un juego con varios muñecos, el que tenga más conflicto compartiendo deberá repartir los muñecos a personas o a más amiguitos en la habitación e invitarlos a jugar y diviértanse. Aprenderá que compartir puede ser divertido.

Cero berrinches. Haciendo mención al primer punto. Si tu hijo no deja de llorar y no quiere prestar el objeto en cuestión, tal vez (y si aunque parezca duro) debas quitárselo un momento. Permite que exprese su enojo e ignóralo durante un rato. Hasta que no aprenda a compartir, él tampoco podrá usar el juguete. Estarás demostrándole a tu hijo que llorar no es la forma de conseguir las cosas.

Reglamento hogareño. Utiliza la mitad de una cartulina y con plumones de colores anota un mandamiento de valores y reglas. Añade puntos como “Amar y respetar a nuestros hermanos en todo momento”, “Protegernos”, “Respetar los gustos de cada individuo”, “Valorar a la familia”… Tu creatividad y valores son muy importantes en este punto. Lo más recomendable es que trates de leerla dos veces por semana para que tus hijos lo tengan en mente, e incluso puedes decírselos cantando para que lo aprendan de memoria.

Honestidad. Desde pequeños habla con ellos sobre temas fundamentales. La realidad es que algún día crecerán y tener como aliados  a sus hermanos esto puede ser algo realmente valioso y útil. Frases como: “Cuando tú y tu hermanito crezcan quiero que se quieran, se respeten y se cuiden”, pueden ayudar mucho en la educación que estás dando a tus hijos.

¡Juegos en familia! Realiza juegos donde los dos creen un equipo. Puede ser un juego de memoria y pídeles que formen un equipo en contra de ti. Disfrutarán en grande ganarte y abrazarse cuando te venzan en las partidas.

Cero forcejeos. No impongas tiempo entre hermanos. Si tus hijos se rehusan, no los obligues, la idea es no asociar estos momentos con algo alegre.

Basta de comparaciones. No hagas diferencias. Ámalos por igual, si planeas darle un obsequio a uno, tendrás que hacer lo mismo o relativo para el otro. Lo mismo al demostrar afecto. Pasa tiempo con todos tus hijos por tu igual.

Es muy importante que establezcamos límites de respeto entre ellos, fomentar amor y buenos momentos entre familia y la convivencia será algo que nacerá naturalmente.

Deja un comentario

Aun no hay comentarios para este artículo. Se el primero en dejar un comentario.